La dieta mediterránea


La dieta mediterránea

La dieta mediterránea trata de alcanzar un equilibrio sano en la dieta, en el que se combinan muchos alimentos, en su mayoría, promoviendo el consumo fresco y natural. Una forma de lograrlo es adaptarse a aquellos alimentos de temporada. La base fundamental de la dieta son los alimentos de origen vegetal, disminuyendo en gran medida el consumo de carbohidratos y carne rojas.

Dieta Mediterránea · Restaurante Moncayo

En todo momento, las personas quedarán satisfechas, con alimentos variados y pocas restricciones en cantidad, algo que hacía fracasar otros tips de dietas. Por eso es que la UNESCO la ha nombrado patrimonio de la humanidad. Es una dieta que logra prevenir enfermedades complejas y comunes como el infarto, la diabetes, accidentes cerebrovasculares y lo que todos buscan, regular el peso corporal.

Dieta Mediterránea Aceite · Restaurante Moncayo

Pilares fundamentales de la dieta mediterránea

Los fundamentos para implementar la dieta se pueden resumir en algunos puntos importantes, aprendamos los pasos de la dieta mediterránea a seguir para cambiar uno de los hábitos más desordenados en nuestra vida como lo es la comida.

  1. Los alimentos principales son los vegetales y las frutas, junto con las hortalizas, pan, espagueti, cereales y legumbres. La idea es consumir los alimentos que sean de temporada, aprovechando el consumo de alimentos frescos.
  2. El único tipo de grasa permitido para la preparación de tus comidas es el aceite de oliva.
  3. Cada día se debe consumir queso y yogurt en raciones moderadas. Al igual que debemos tomar porciones adecuadas de proteína animal, tal como pescado, carne de aves o huevos.
  4. Complementar la dieta mediterránea consumiendo frutos secos.
  5. Limitar el consumo de carnes rojas a una vez por mes.
  6. Incorporar a tu rutina diaria unos minutos de ejercicios, manteniendo un buen estado de salud físico.

Lista de alimentos prohibidos en la dieta mediterránea

Pocos son los alimentos restringidos por la dieta, aunque si existen grupos de alimentos que realmente son dañinos para la salud y no implican específicamente lo que en esencia es la dieta mediterránea. Algunos de los alimentos prohibidos son:

  • La carne procesada que viene en forma de embutidos, como la salchicha…
  • Grasas provenientes de margarinas, snacks, frituras o aceite vegetal. Por eso se promueve el consumo de solo aceite de oliva.
  • Alimentos procesados en fábrica en general. Son alimentos con muchos aditivos y algunos de ellos cargados de sodio perjudicial para la salud.
  • Bebidas gaseosas, helados y cualquier otro con altos contenido de azúcar. Primera causa de la diabetes y obesidad en el mundo.

Estos pasos de la dieta mediterránea se deben seguir al pie de la letra, considerando siempre aquellos alimentos que no nos contribuye nada a ella como los productos altamente procesados, esa tentación debemos controlarla para lograr implementar una dieta saludable que contribuya positivamente en una vida sana.

Mantenerse hidratado es un requisito en la dieta mediterránea

Para hacer efectiva la dieta mediterránea se recomienda acompañarla de una copa de vino tinto, aunque es opcional, se recomienda para complementar la dieta. Entre las bebidas permitidas encontramos el té y el café. Lo contrario a la dieta son las bebidas azucaradas, tal como las gaseosas y lo néctares de frutas. Se debe mantener hidratado consumiendo al menos 1.5 litros de agua al día.

Dieta Mediterránea agua · Restaurante Moncayo

Se conocen pocos riesgos que pudieran derivar de la implementación de esta dieta, es una de las más efectivas y saludables que existen en la actualidad y es por eso que se ha ganado la buena reputación, comprobando que si es funciona como se espera. Uno de los pocos alimentos que se restringen es la carne roja, lo que causaría bajos niveles de hierro y calcio. De ser tu caso debes incorporar alguna vitamina o acudir al médico sobre la implementación correcta de la dieta mediterránea.